El 8 de septiembre de 1928, día de la virgen de la Victoria,
el fundador de Cervezas Victoria inauguró su fábrica
en Málaga. Diez años después, durante un viaje a Alemania,
creó un personaje; el típico turista alemán, situado en
un entorno malagueño. Entonces no imaginó que tanto
el personaje como su cerveza llegarían a convertirse
en los símbolos más representativos de Málaga,
de lo exquisito de sus costumbres y de su gracia.

CERVEZA VICTORIA se elabora mediante el procedimiento
tradicional de maduración lenta con un mínimo de 2 semanas de
guarda que asegura la elevada calidad del producto. Es dorada
y brillante, con burbujas finas y abundantes. Suave, con densas notas de cereales tostados y eminentemente fresca.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies Aceptar